mayo

12 meses, 12 gracias. Mayo: A las mujeres de rojo

Mi agradecimiento de este mes no va dirigido a una persona en concreto. Va dirigido a un grupo de mujeres. Las que me han acompañado casi 11 años en mi etapa laboral en la potente compañía roja.

mayo

Durante esta década, he crecido y me he formado como profesional. Estar en una empresa líder alemana te enseña grandes cosas. Ver como funciona una súper estructura y un organigrama casi perfecto. Las mejores herramientas, procedimientos y métodos de trabajo. Pero también te enseña lo peor: sentirte un número sustituible a pesar de tu compromiso y dedicación. Frutos millonarios para la compañía, recompensas ridículas para los empleados.

Salvar situaciones críticas con un esfuerzo físico y mental sin grandes recompensas acaba pasando factura. Un burnout que va desgastando ese potencial que has ido regando con el sudor y superación del trabajo diario.

Pero no quiero nombrar lo malo, quiero destacar lo bueno. Lo mejor de esta década, han sido las personas. Durante este tiempo he trabajado con grandes personas y trabajadores. También con algún gilipollas, pero ya os he dicho que quiero quedarme con lo bueno. Si hago un resumen visual, destacan claramente ellas: las mujeres de rojo.

Son la base y la mano izquierda de la compañía. El potencial que ha hecho grande la tienda donde he trabajado.  He tenido las mejores “jefas” y compañeras. Ellas me lo han enseñado todo. A llevar un equipo, a sacar lo mejor de mí, a potenciar lo bueno y a trabajar las carencias. Tener la tranquilidad que si hay un problema allí estarán. Hoy por ti, mañana por mí.

Inteligentes, polivalentes, trabajadoras, inquietas, comprometidas, profesionales. Me llevo lo mejor de vosotras.

Marta, Jessi, Montse, Ester, Patri, Sandra, Laura, Carla, Ángela…

Las que han estado de principio a fin codo con codo conmigo y a todas las demás.

¡Mil gracias de corazón!

mayo

No hay comentarios

Deja tu comentario