tener o no tener hijos

¿Tener o no tener hijos?

No recuerdo cuando me hice esa pregunta. Creo que nunca me la hice ni me lo cuestioné. Cosa que no aconsejo. Hay que pensarlo y razonar mucho antes de decidir traer una vida al mundo.

Creo que siempre tuve claro que quería ser madre y formar una familia. La vida y mi relación con Dani me llevó a ello. Fue un camino conjunto. Íbamos en el mismo barco y hacia el mismo destino. Yo antes de tener a Emma tenía la imagen de la maternidad muy idealizada. Pero si he de ser sincera, no sabía lo que conllevaba. No tenía ni idea de donde me metía…

Os recomiendo la serie de Berto Romero si queréis haceros una idea de lo que es eso de tener hijos. Lo borda con un drama y un humor que me siento muy identificada.

Si ahora alguien me pregunta si tener hijos o no, seguiré diciendo que yo si que los tendría. Pero que lo hubiera hecho más tarde. Tendría que haber viajado más, haber vivido una temporada en otro país  y haber estudiado más.

Pero voy a ser clara. Ser padre lo cambia todo y hay que estar preparado para ello.

Son muchas cosas. Pero yo me quedo con dos que son las que más me han marcado:

  1. Cómo cambia tu vida. Te transformas como persona. A veces en lo peor y otras en lo mejor. Ser padre te lleva a rozar los límites. Te hace madurar y relativizar. Rectificar y volver a comenzar. Querer ser mejor persona se convertirá en tu estandarte.
  2. De repente cambia la imagen que tienes de tus padres. Pasan de ser esas dos personas que te han criado a ser dos iguales como tu. Los humanizas. Les cuestionas lo que han hecho como padres contigo, porque piensas que tus métodos son mejores. Pero les perdonas todas aquellas cosas que siempre les habías reprochado. Te vuelves menos egoísta. De repente te sientes muy unidos a ellos y los necesitas más que nunca.

 

En general tu vida pasa de ser algo tranquilo y controlado, a no poder tener control de todo.

Tener hijos no tiene porqué limitarte de nada, pero si requiere más de tu tiempo y de tu economía. Pero no debe privarte de hacer lo que quieras. Eso siempre lo he tenido claro y llevado a cabo. Siempre intento sacar tiempo para mí.

Recuerdo lo sencillo que era antes todo con Dani. Digamos que casi no teníamos problemas. Salíamos, íbamos a muchos conciertos, viajábamos cuando queríamos y estábamos los domingos en casa viendo series en pijama. ¡Que tiempos aquellos!

Cuando no era madre tenía una vida más tranquila y libre. Pero no era consciente de ello y no la aproveché lo suficiente. No sabemos que tenemos hasta que lo perdemos. ¡Bendita libertad y bendito tiempo libre!

tener o no tener hijos

Cuando eres padre es cómo volver al instituto. Te sientes novato, perdido y cuestionado por los más veteranos. Tienes que volver a esforzarte. Tienes que aprender a relacionarte con gente que antes jamás hubieras compartido un café. Ahora tendrás que llevarte bien con los otros padres de la guardería por el bien de tu hijo. Tendrás que pasar por la humillación cuando el pequeño pille una rabieta en el supermercado y la gente te mire con cara de desaprobación.

Para todo esto, no hay manuales. Todo se aprende por el camino. Pero mejor es que estés preparado y no te pille por sorpresa. Te dicen, te cuentan que cuando tienes hijos ya nunca volverás a dormir como antes. Pues esto es verdad. Yo solo he vuelto a dormir a pierna suelta y del tirón cuando he estado en un hotel o sola con Dani. Los niños son unos potenciales ladrones del sueño ¡Parece que les va la vida en ello! Así nos tienen siempre en alerta. No vaya a ser que nos relajemos mucho.

Aunque a veces hay casos excepcionales. Una pareja que te cuenta que su bebé duerme toda la noche del tirón y en su habitación. Yo me voy a una esquina a llorar cada vez que me lo cuentan…

Podría citar muchos aspectos de la maternidad que no nos explican en los libros y nos trastocan. Pero resumiendo… si me preguntan si tener hijos o no yo te preguntaría ¿A cuanto estás dispuesto a renunciar?

Te diría que te prepares y pienses que tu vida va a cambiar. Te informes y tengas buenos hábitos para ser un buen cuidador. Pero sobretodo que seas firme y coherente con tu pareja a la hora de educar. Que tu hijo crezca cómo persona inteligente y con buenos valores es la mejor de las recompensas.

Porque no todo es sueño ni triste ni complicado. Pero hay que decirlo.

Los hijos son capaces de quitártelo todo pero también de dártelo todo.

Desde que soy madre me siento más madura. Más llena, más serena y más fuerte. Tengo las cosas más claras. Se lo que quiero y a dónde quiero llegar. No le tengo miedo a nada.

Tengo un hogar pequeño pero tengo una familia grande. En los momentos tranquilos nos observo ¡Soy tan feliz y estoy tan orgullosa de lo que hemos creado!

A veces somos locura y caos. Otras, muchas risas y mucho amor.

Ser padre es atrevido, duro y jodido…

¡Pero a ellas no las cambio por nada del mundo!

 

5 Comentarios
  • Chus
    Escrito el... 13:41h, 12 abril Responder

    Bueno, ya sabes mi posición ante este tema 🙂

    Precisamente el fin de semana pasado salió el tema varias veces con diferentes personas… La verdad es que creo que lo maravilloso es que las personas que quieran tener hijxs puedan hacerlo, porque no poder tenerlos queriendo tenerlos, debe de ser horroroso 🙁 Y desde luego que es un trabajo duro, que saca lo mejor y lo peor, ¡solo con ver cómo son algunxs niñxs se lo puede una imaginar!!! (agh!).

    Y sí, coincido en que hay que tenerlo muy claro, y asumir lo que conlleva, porque es un cambio y una responsabilidad enorme que dura toda la vida. Y eso hay gente (y lo conozco de cerca) que no lo sabe, o le ha dado igual. No puedo entender las personas que se desentienden. Tampoco entiendo a las personas que lxs ponen como excusa para hacer o no hacer cosas… Pero bueno, es muy fácil hablar y lo complicado es vivirlo, lo sé.

    Para no soltar más rollo, que esto da para mucho, decir que me encanta lo que dices de cómo te hace ver a tus padres de otra forma :_)
    Lo de madurar y crecer, lo doy por sentado. A ti se te ve todo eso que explicas (a ver, todo no… pero bueno, ya me entiendes).

    Ay… Tenéis dos hijas que amo y estoy deseando verlas crecer… Quiero formar parte de eso, y sé que me dejaréis (y me dejáis), y eso me hace super feliz. De verdad. Siempre serán mis niñas <3

    Y poco más. Que eres/soys grande/s!!!!
    :*

  • Ana
    Escrito el... 13:57h, 12 abril Responder

    Son tus niñas! La de cosas que tienen que aprender y vivir contigo!!!! Me ha faltado puntualizar dos cosas. Una, que la vida no es más llena, feliz o satisfactoria por tener hijos. Lo es por estar feliz con lo que haces con tu vida. Dos, como bien dices, tener hijos no debe ser una excusa para dejar de hacer cosas. Pero si es verdad que requiere más esfuerzo y organización.
    Lo que me gusta últimamente es hablar de este tema de manera abierta y sin tapujos. Respetando siempre lo que decida hacer cada uno con su vida!

    :)))

  • Raquel
    Escrito el... 15:07h, 12 abril Responder

    Yo no considero que haya renunciado a nada, aunque he dejado de hacer cosas despues de ser madre. Simplemente cambiaron las prioridades… Quizás la pregunta más bien sería: Que predisposición tienes a cambiar las prioridades de tu vida? Al final, lo que has dejado de hacer lo has hecho, la mayoria de veces, porque has preferido/priorizado otra cosa. con lo cual no es una renuncia, que tiene implícito ese componente negativo, a disgusto… Y no, simplemente es que ahora ya no te apetece, 😄
    Muy buen escrito, Ana! Con ganas de más!!! Abrazotes!!!

    • Ana
      Escrito el... 15:28h, 12 abril Responder

      Tienes razón Raquel… no se trata de renunciar, más bien priorizar. La pregunta debería ser esta: Que predisposición tienes a cambiar las prioridades de tu vida?

      También muchas decisiones que tomamos es por haber madurado. Que eso no tiene porqué estar asociado al ser padre. Simplemente a veces creces, cambias de gustos….está claro que lo que te apetecía hacer con 25 lo mismo no te apasiona con 35

      Pero eso si! hagas lo que hagas, se feliz contigo mismo 🙂
      un abrazote para ti también!

  • andertau
    Escrito el... 08:57h, 14 abril Responder

    ¿Te puedes morir de no dormir?

Deja tu comentario